• image-64
  • image-65
  • image-70
  • image-67
  • image-68
  • image-66
  • image-69

¿Cómo terminas en un yate en Hong Kong? Ahora si que ni yo sabía…. Les voy a contar ésta historia, la verdad es que está muy divertida.
Resulta que vengo de trabajo y placer. En realidad siempre que hago un viaje, al final son las dos cosas, siempre vivo experiencias y aprovecho para estar compartiéndoles outfits, y haciendo cosas que me gusta hacer, entre ellas shopping :).
Para los que ya me siguen desde hace mas añitos (pues mi blog es viejito, 5 años ya)…. saben que he tenido la bendición de haber visitado Hong Kong varias veces, así que la parte turística ya no es prioridad… Aparte como vengo de trabajo, en realidad los momentos que me escapo es para ir a cenar a un restaurant rico, o ir a buscar alguna cosa padre de comprar.
Bueno, les cuento la historia del yate mientras escribo este post y escucho a Jack Johnson de fondo…
Una de mis partes favoritas de haber comenzado mi Blog es el alcance que tengo a las personas que he conocido en el camino, he hecho amigos que comenzaron siguiéndome y con quien he tenido mucho click, entre ellos Susan (le digo Su) quien fue de mis primeras Cerezas, y ahora hablo con ella y le cuento mis conflictos de amor por whatsapp y todas esas cosas cursis, que ya saben…
Bueno, el punto es que cuando mis seguidores me dan muchos likes seguidos, o de repente me llaman la atención por alguna razón, me pongo a stalkearlos, me encanta hacer eso antes de dormir, así los conozco un poco más, no me da tiempo de stalkearlos a todos, pero si a algunos, por eso de repente encuentran likes míos en sus fotos, entonces así llegó Neto, mi amigo ‘nuevo'; me daba alguno que otro like,  no crean que muchos, y una vez lo stalkié, me cayó bien en sus fotos; ¿apoco no les pasa que la gente les cae bien o mal por sus fotos? ah pues a mi también me pasa, así que le di un par de likes de vuelta.
Siempre que estoy viajando, varias veces he conocido a seguidores lindísimos que coincidimos por alguna razón y no saben lo padre que es, así he conocido a Agustín en DF, a Magaly y Andrea en Nueva York, a Maye en San Diego, entre otros muchos en Guadalajara, claro; Y ahora que llego a Hong Kong, el primer día que subí una foto, me comentó que el vivía por estos rumbos, así que me pareció padrísimo conocerlo, aparte como es de México coincidió que teníamos amigos en común.
Bueno, él lleva como 7 años viviendo acá (que me contó ya que empezamos a ponernos de acuerdo con tiempos) nos vimos y me invitó a comer a un lugar delicioso, nos quedamos de ver en un punto, y estuvo padrísimo, en la noche coincidió que era el grito de Independencia, fuimos al consulado de México, me presentó a algunos de sus amigos, entre ellos, una mexicana que se llama Aurora, bueno, salimos todos un poco de fiesta latina honkonense, muy divertido, y a los dos días, Aurora que vive acá, me invitó al un yate con sus amigos ‘locales’ que irían de paseo. En ese momento no me la pensé ni un segundo para decir: ¡Claro!.
Éstas personas que les menciono, las conocí estando aquí. No sé que sucede cuando estás fuera, sobre todo cuando te encuentras con gente de tu país que hay un ‘attach’ diferente, te obligas a abrirte, a conocer, a explorar mucho mas… Aparte cuando conoces almas viajeras, te das cuenta que todos tenemos algo en común, no sabes exactamente que, pero existe ese ‘algo especial’. También platicas con las personas y descubres a personajes impresionantemente interesantes y talentosos, aventureros, luchones, que no ven ‘imposibilidades’, que viven el presente, y no saben mañana que les depara el destino…
En el yate, era el cumpleaños de un colombiano, y amigos de literal tooooodo el mundo, había hindúes, gringos, franceses, mexicanos, holandeses, australianos, rusas… Así que las mañanitas fueron en todos los idiomas, no saben lo padre y emotivo.
Y cuando hablo de ‘almas viajeras’ no estoy hablando de gente hippie que vive al día, sin saber como va a sacar dinero para comer al día siguiente. Hablo de personas con trabajos padrísimos, que les encanta lo que hacen, entre ellos conocí a chavos que están trabajando en finanzas, otras chavas que trabajan en ONG´s (Organizaciones no gubernamentales), otros como intermediarios para empresas latinoaméricas que quieren abrir mercado en China, importar o exportar productos, a un piloto, otra chava que me traumó que trabaja en el corporativo para certificar a las empresas como ‘Great place to work’, una diseñadora de joyería y bueno, cuando hablas con todas estas personas en automático TE CONTAGIAS de energía, me sorprendí porque dicen: Es que en mi casa, o mis amigos me dicen que soy súper inestable por todo esto que hago o quiero hacer, y les digo, claro, a mi también me pasa… y a veces nos traumamos por eso, y creemos que estamos ‘mal’….
Estuvimos platicando sobre esto, y caímos en la conclusión que la estabilidad es relativa. Hay personas que necesitan una casa, un trabajo fijo en un lugar, casarse y tener hijos para sentir esa ‘estabilidad’. No significa que por eso, yo o con las personas que platiqué no quisieran tener algún día hijos o una familia… Significa que el equilibrio es relativo, para unos es una cosa, para otros está en todo el mundo; mi estabilidad es viajar, conocer, explorar….
Cualquier cosa que a ti te haga sentirte en paz, está bien, y esa es tu estabilidad.
Gracias Conspiración Moda por crear un lugar para rentar vestidos y así darnos chance de ahorrar para nuestro bolso CHANEL ji. (Que por cierto puedes rentar en toda la República Mexicana).
Y así fue.
Les tengo más historias, gracias por ser parte de mi estabilidad.
Love, Ch.


  • image-8
  • image-6
  • image-10
  • Processed with VSCOcam with f2 preset
  • image-5
  • image-9
  • unnamed

Primero les cuento de mi ropa, mis pantalones son de ZARA, no tienen nada espectacular, pero no saben de los apuros que me han sacado, mi playera es de Adidas Originals, de hombre, porque de mujer no había éste modelo :P mis chanclitas Birkenstocks, y mi mochila de ZARA también y mi collar de Pink Revolver.

Me preguntaron mucha cosa, je así que les cuento un poco, los que ya saben más de mi trabajo, es que primero hago varias cosas, todas tienen que ver con lo mismo y CHERRYCHRIS es la plataforma. (Mi Armario, Social Media para empresas, Workshops y talleres, publicidad y asesorías) Una de las cosas que hago de trabajo, son asesorías, y mi especialidad es calzado y joyería, pues es en lo que más tiempo he trabajado,  y por lo tanto en lo que más experiencia tengo.

Para los que tenían duda, no soy diseñadora, o sea, no diseño zapatos, ni ropa ni joyería (joyería si lo he hecho :)) me dedico a tropicalizar tendencias, ¿Qué es esto? tropicalizar es aterrizar para que a la gente les guste y las quieran comprar. O sea, por ejemplo: ZARA, no lleva la misma ropa a todo el mundo, dependiendo la ciudad, el estilo de vida, y el clima es lo que encuentras en esa tienda (entre otros factores). Pues eso hago yo con distintas marcas, sobre todo de joyería y calzado, en calzado, desarrollo una colección, elijo colores, estilos, alturas, materiales (piel, sintético), estampados… y en joyería igual.

Pues ahora me trajeron a Hong Kong a una de las exposiciones más importantes de joyería, que comienza hoy (mi lunes en el futuro) y estaré ahí toda la semana. (Ayer fue día de descanso y turístico, pero toda la semana me verán con outfits un poco más formales, o lo más formales posibles, no saben el calor que hace, y cuando entras a cualquier tienda, un frío terrible jiji) Espero no regresar con pulmonía.

También me preguntaron que onda con India, después de ésta semana en Hong Kong, es la siguiente aventura: Mumbai, les contaré más adelante de que se trata. ¿Les late?.

Gracias por todos sus mensajes, toooodos los leo, y trato de responder los mas que pueda.

Love,

Ch.

 


  • Processed with VSCOcam with c1 preset
  • image
  • image-4
  • image-1
  • image-2

Suena fácil, pero ayer que llegué en la noche después de 15 horas de vuelo y haber hecho crossfit la semana pasada, no crean que estaba con el mejor humor del mundo… Una de las cosas que hice en el avión fue escribir que para viajar:

Necesitas acoplarte a la comida, por eso si eres una soñadora que quiere viajar por el mundo,  uno de los aspectos más importantes que debes comenzar a hacer, es ser tolerante a todo tipo de comida.

En mi familia, siempre hemos comido de todo, mi mamá no nos permitió hacernos ‘delicados’ en ese aspecto. Me acuerdo desde chiquita que comer ‘bien’ y en casa era demasiado importante, no me dejaban comer papitas, sólo el viernes y tampoco a la salida de la escuela, por eso no se valía jamás el argumento ‘no tengo hambre’ tampoco el ‘no me gusta’ porque: porque no te gusta si no lo has probado (con voz de regaño).

Obvio comía cochinadas a escondidas, pero así crecí, comiendo de todo. Los viajes que hice desde chiquita por el trabajo de mi papá por estos rumbos fueron muy importantes, era acoplarte o acoplarte.

Yo, como la más chica de mis hermanos, no me daban chance de quejarme, era chiqueada pero me adaptaba, ja. Hace unos años decidí dejar de comer carne, duré dos años así, durante ese tiempo hice un viaje a Mumbai, Hong Kong, Vietnam y Tokyo, por el tipo de cultura no se me complicó tanto. Mis Cerezas que me siguen desde hace algunos años, ya saben un poco de mi travesía.

Cuando estas de viaje, no tienes una rutina específica, no comes a tus horas y estas normalmente desvelado por los vuelos y cambios de horario, desayunas en la noche, cenas en la mañana y te da insomnio, mejor conocido como ‘jet lag’.

La comida del avión no es la más apetecible, no es malísima (bueno, creo que si es malísima) y no se te antoja, te la comes siempre, no sabes cuando tendrás chance de comer otra vez. Cuando no comes carne, o tienes algún impedimento en la alimentación (enfermedad, diabetes o algo por el estilo) debes avisar a la aerolínea desde días antes tus requerimientos, en mi caso esos años que no comía carne, ¿ustedes creen que entre las prisas lo hacia? Por supuesto que lo olvidaba y hasta que servían la comida les decía si tenían un platillo extra vegetariano, casi siempre corría con suerte después del speech que ya sabía que me daban las aeromozas cada vez que les complicaba la existencia. Si no lograba este imprevisto, me comía los panes o lo más malo que sobraba del plato que no tuviera carne… Y bueno, no por eso volví a comer carne, pero sí fue una razón. Y soy feliz al regreso. No se sí en otro punto de mi vida lo volvería a retomar;  más que físicamente, me ayudó en muchos aspectos emocionales.
Y pues les cuento ésto para las almas viajeras, sepan que cuando viajas no le van a quitar la mayonesa al pan, ni te van a cocinar a tu estilo, no porque no quieran, porque depende el país, no te entienden, o simplemente no lo hacen. Pero no saben que divertido es comer de todo, probar de todo, aún sea lo las extraño y menos antojable. Las experiencias son lo que hacen de la vida una aventura.

Love, Ch.