Señales…
Aparte de compartirles uno de mis shootings favoritos en Nueva York que me tomó Estefania Romero Photography, desde ayer amanecí queriendo escribir sobre esto.
Platicando con una Cereza, que ya se volvió mi confidente, le conté un poco de mis días últimamente; confusión, soledad, momentos muy felices, y otra vez, soledad. Cada vez que veo Sex and the City me identifico más. No sé, la edad y así. Já.
Le conté muy enojada, bueno, no sé si muy enojada, pero quizá desesperada, porque fregados se han cruzado ‘personajes’ (masculinos) en mi vida, con miles de señales que parecían destinados a ‘ser’… y por una u otra razón no sucede… ¿Por qué?, ¿Qué me quería decir? ¿Qué aprendizaje debía tener? No encuentro muchas respuestas, entonces todo termina y nada, me quedo conmigo y mis inseguridades tripeando si yo he sido la que la regué, o intensié, o me adelanté, o alguno de esos issues físicos que sabes que siempre se te vienen a la mente y se apoderan de tu vulnerabilidad.
Me dijo, oye… “no siempre somos alumnos, a veces, en ciertas situaciones nos toca ser maestros, y no aprender nada, o no tanto”.
Entonces el resultado es sólo irte con el corazón dolido, dando lecciones para que con su próximo ligue, o peor aún, novia, le vaya súper, y no la riegue como lo hizo contigo já. Que bonito. Es como cuando te llegan con unos outfits terribles al inicio de la relación, tu te fletas todas las vergüenzas, los orientas para vestirse, los haces que se dejen barbita sexy, y ¡pum! cortan, y ya todo guapo lo dejas. Bonita cosa.
Pero bueno, lo peor del caso, es que me hizo algo de sentido lo que me dijo. Así nos van enseñando a veces cosas, y otras vamos enseñando, algunas apachurrándonos nuestro corazoncito, y otras, ni se hagan, también lo hemos apachurrado.
Y pues nada… así es la vida. Las señales, son coincidencias hasta la medida que las queramos ver como tal, yo he visto miles de señales, y coincidencias, y empiezo a hilar conversaciones, momentos, palabras… y en realidad todo depende de cada uno, como lo queremos ver, y que queremos ver, el problema de las ‘coincidencias’ es que no vemos cuando ‘no hay señales’ y nos aferramos.
Pero bueno, creo que hasta aferrarse es parte de la naturaleza de luchar por algo que queremos.
Feliz domingo
Ch.
0

4 Comments

  1. kari rangel

    30 mayo, 2014 at 13:20

    Me encanto este post… me identifica con la vergüenzas con sus outfits terribles jaja !

  2. kari rangel

    9 junio, 2014 at 17:14

    I love!

  3. Shio

    26 junio, 2014 at 17:38

    Hola,
    Se que este es una entrada de hace algún tiempo pero apenas me dí tiempo de leerla.
    Me sentí totalmente identificada con el, yo tmb soy de las que siempre están hilando todas las señales y el más mínimo mensaje, guiño etc … Las decepciones han sido muchas, pero conforme vas creciendo empiezas a ver los aprendizajes y el que alguien te agradezca por enseñarle tanto no tiene precio, es una sensación muy bonita.
    Yo no me rindo Cherry … a mi me gusta ser Romántica Empedernida y cada que empiezo a decepcionarme del amor veo este video: http://www.youtube.com/watch?v=SV-ib-xQsBU

    Saludos Cherry!

  4. Patricia Alcantara

    26 agosto, 2014 at 15:14

    Me gusto mucho este post!! yo creo que muchas nos sentimos identificadas Cherry, a mi me acaba de romper el corazon el que pense que era mi hombre ideal y me dejo con muchas dudas… mi hermana que tambien le encanta Sex & the city me escucha y me da a veces consejos un poco duros pero ella cree que eso estaba predestinado a que no durara y que vendran cosas mejores… a veces me cuesta mucho creer esto al 100%, en fin, siempre es bueno tener a alguien que te escuche sobre el mismo tema una y otra vez y que te recuerde que hay que seguir siendo optimista, feminina y romantica… ya llegara el bueno!

Leave a Reply