La palabra ‘empresaria’ se escucha súper fuerte, pero creo que (sin minimizar su significado), todas podemos serlo de cierta manera. No es fácil emprender un negocio, una marca o lo que vayas a hacer, pero hay muchas formas de poder salir adelante, sin morir en el intento. Admiro a muchísimas mujeres que emprenden desde cero, el poner tiendas online, maquillar a domicilio, hacer manualidades, diseñar, comenzar como freelance; son sólo poquitos ejemplos de las miles de cosas que hacen muchas mujeres para trabajar, y es sólo el inicio de su imperio, todo es paso a pasito, no podemos comernos el

8
Tacones vs. zapatos cómodos
Tips para mejorar contenidos en redes sociales
1 2 3 4 5 99