La Navidad

Aquí escribiendo el día de Navidad, la verdad es que alrato quiero subir un look de mi outfit Navideño, según yo traigo una idea bien padre de una foto, espero no salga toda chafa…Si no lo subo, es que salió toda chafa, jaja ¿Ok?

Lo que si les quería contar es mi experiencia de hoy que por cuarto año consecutivo he asistido el 24 de diciembre a armar despensas de Navidad, que un grupo de chavos se han organizado durante ya muchos años con éste súper padre proyecto que se llama Buon Natale, donde consiguen patrocinios, y donativos de personas y empresas como el Pollo Pepe, entre otras para lograr armar cada año más cenas de Navidad. Éste año se hicieron 1,111 !!! Imagínense, cada una lleva despensa básica, y todo lo necesario para que ese día cenen; vasos, platos, un pollo rostizado, tortillas, arroz, refresco, una cobija y algunos juguetes.

Está increíble, y lo mejor es que cada vez me doy cuenta que somos mas personas que realmente “necesitamos” hacer algo por los demás, tantas que éste año me sentí un poco “inútil” que ya sobraban manos, pero ¡que padre que sobren! Sé que hay mil cosas más por hacer, así que uno de mis sueños es poder armar mi propio grupo de gente y aportar un granito.

Me la pensé un poco en hacer éste post, porque tampoco me encanta la idea que parezca que soy “bien buena” “y hago muchísimo por los demás…” La verdad es que si me gusta ayudar, y todo el show, me llena el corazón, pero por lo que más me gusta compartirlo, es porque sé que cuando ves a alguien haciendo tanto algo padre, como no tan padre, se contagia. Son como las sonrisas, es muy raro que alguien se esté riendo a carcajadas, y no  logre por lo menos sacarte una sonrisita. Pasa lo mismo.

Y no tienen ni poquita idea de la flojera excesiva que me dió despertarme y más porque ayer me desvelé envolviendo regalos, por supuesto que ayer en la noche dije; “¿Y si no voy?” “aparte me faltan mil cosas que hacer” “alcabo hay mucha gente que va” si, pensé todo eso, y con la flojera extrema, me desperté y me fuí… Lo mejor de todo es eso, es la satisfacción posterior de dar una “nada” porque la verdad es que casi no es nada, pero regresas a tu casa a disfrutar el doble.

Gracias a mis amigas Karla, Marijo y “La tierna” porque fuimos e hicimos un team de chisme también en el camino.

Les deseo una súper Navidad, llena de buenos deseos, mucho amor. Gracias a todos, los que han estado otras navidades conmigo, me siento completa de poder compartir con ustedes cada detalle de lo que sucede en mi vida, me inspiran todos los días a ser mejor.

Los quiero mucho.

xoxo Cherry

0

1 Comment

  1. Fernanda M.Duran

    25 diciembre, 2012 at 4:27

    Si todos nos tomaramos unos minutos para dar algo sin esperar recibir nada a cambio, este mundo seria otra cosa.
    Y por nosotros mismos es donde debemos empezar, quien quita y el año que viene somos mas los que te acompañamos 🙂
    Felices fiestas.

Leave a Reply