La falsedad de las redes sociales…

Creo que alguna vez ya he escrito algo de esto, pero hoy justamente, lunes, que creo que ya lo tengo identificado y confirmado con mi signo Aries, la luna y algo de Kabbalah, efectivamente mis lunes no siempre son mi mejor aliado. Entonces ando inspirada con éste tema.

Me he topado últimamente con muchos videos y testimonios de personas, en las redes sociales donde deciden ‘mostrarse como son’ algo que es sorpresivo y al mismo tiempo irónico… ¿Que no se supone que nos mostramos como somos?… Pues no. Es algo que deberíamos de saber, y sabemos, pero al mismo tiempo ahí estamos todos siendo víctimas del mismo juego.

No es que las redes sociales sean malas precisamente, pero sí son una herramienta que definitivamente las podemos utilizar de la forma que cada uno elegimos, el problema es que nos hacemos adictos, y las adicciones son enfermizas. Pasa lo mismo en la vida real, no crean que funciona diferente.

El punto a todo esto, es, y a las personas que han tomado mis talleres, saben mejor a lo que me refiero. Es súper importante elegir qué hacemos con nuestras redes, a quién seguimos y a quién stalkeamos. Lo que vemos todos los días es con lo que alimentamos nuestra alma. Así de simple.

Quiero decirles y compartirles que detrás de todas esas fotografías ‘perfectas’, outfits, viajes, bolsos, zapatos, paisajes, hoteles, hay una actuación. Claro, no significa que sean de mentiras, o que no estés donde dices que estás… No precisamente eso, pero detrás de cada imagen, hay también nostalgia, mucha nostalgia, soledad, problemas, duelos, lágrimas, crisis, ansiedad, baja autoestima, obsesión, y mil cosas más… No todo el tiempo, pero todos lo tenemos, no solamente porque estás detrás de una app en tu celular, sino porque al igual que cualquiera que está viendo esa aplicación que siente todo eso, a mi me pasa igual.

Es bien fácil fingir, a veces ni tan fácil, hay días que me siento fatal, que lloré una noche entera, y al día siguiente “¡tengo que subir algo!”, qué fregados subo si no me voy a tomar una selfie porque tengo los ojos hinchados, o me salió un grano enorme, pues casi se acercan “mis días”, me siento gorda, y no he ido de shopping, así que no tengo ningún outfit nuevo que compartir y que les pueda gustar. Estoy en mi casa, no tengo inspiración y tampoco quiero escribir tal cual lo que siento en ese preciso instante porque me pondría demasiado vulnerable.

Las redes sociales son una plataforma maravillosa para vender, para impulsar tu negocio y en éstos tiempos es indispensable.

Lo único que puedo aconsejarte es: Sigue a personas que te inspiren, que te compartan cosas positivas, que te impulsen a ser mejor, no te obsesiones con la belleza, con los cuerpos, con el estilo de vida de sueño… Está padrísimo inspirarnos y aspirar a más, pero no a tal grado que nos priven de vivir lo que estamos viviendo en este momento.

Cuida a la gente que te rodea, a tus amistades ‘reales’ a los que sí están ahí en cuerpo y alma, a tu familia, a tu pareja, a las personas con las que trabajas. Yo me desvío también, yo me obsesiono, yo me traumo muchas veces, y de repente me doy cuenta y regreso a mi, y otra vez me sucede lo mismo…

La gente que no tiene redes sociales tampoco se priva de esto, hay muchas personas que viven también así, con una máscara, pretendiendo algo que no son, mostrando cosas que no tienen, y buscando la aprobación de todos menos la de ellos mismos.

La aprobación es un tema social, y muchos estamos expuestos, y no es malo o bueno que esto te esté resonando en los oídos, si es así es mejor saberlo, y no se lo tienes que decir a nadie tampoco, justo eso, no le tenemos que dar explicaciones a nadie, de nada que no queramos. Hay que intentar vivir cada uno, con redes sociales o sin ellas. Mostrar la versión más real que nuestro ser lo permita, y avanzar hacia ahí. Ser lo más congruentes posibles, decir lo que pensamos y hacer lo que decimos. O mejor, quedarnos callados.

Cuando me dicen o me comentan ustedes “¡Es que eres tan real!” no saben lo halagada que me siento, no hay punto de comparación que me digan eso a que me digan, “qué bonita”, claro que siento padre, ¿verdad? ¿quien no?, pero ser real tiene un significado más profundo, y a veces siento presión, porque no soy esa persona que siempre está de buenas, o que todo el tiempo pienso positivo, a veces soy una grinch intolerante y desesperada, soy pedera y dramática, entonces digo: ¡chin! ¿sabrán que soy también todo esto? El punto es que si soy todo esto, y tengo mil cosas en mi mente que me dan vueltas sin parar con las que siempre estoy lidiando.

Nadie somos perfectos, pero parece que estamos buscando esa perfección; el mejor trabajo, el mejor cuerpo, el mejor novio, la familia perfecta, el mejor el mejor…

Nos perdemos de mucho. Pero creo que debemos aprender a querernos con todo y todo, y así poder querer al otro con todo y todo.

Se los quería compartir, así sin filtro.

Love,

Ch.

0

8 Comments

  1. veroonika

    9 Noviembre, 2015 at 21:04

    Mi mamá siempre dice: No todo lo que brilla es oro, no te dejes engañar.

    🙂

  2. paulina

    10 Noviembre, 2015 at 6:01

    El gran reto de nuestra generación es saber distinguir entre realidad y mentira, trabajo y tiempo libre, y verdaderos amigos de conocidos o colegas. En las redes sociales (y en el mundo de la moda) todo se mezcla… http://www.thepaarblog.com/

  3. Natalia

    10 Noviembre, 2015 at 11:10

    Tiene pocas semanas que te conocí en las redes sociales. Me pareces una persona inspiradora, sueles mostrarte súper optimista y con una vibra súper positiva. Eres de mis personas favoritas en Twitter, tus frases siempre son motivadoras. Es padrisimo ver cómo alguien “ama lo que hace y hace lo que ama” Saludos (:

  4. Alex

    10 Noviembre, 2015 at 14:04

    ¿Y si te digo que eres real y bonita tengo más puntos? ja! No es cierto 🙂 <3

    Lo que sí creo es que una vez más nos demuestras que tu si eres de las personas que realmente son auténticas pues, como aquí dices, no siempre las cosas que te suceden son bonitas, no siempre hay "cara de selfie", no siempre se tienen ganas de salir a un restaurante por una comida para instagram y así. Pero creo que esos "detalles, esas cositas, que, en ocasiones, son llamadas debilñidades o imperfecciones son las que nos hacen especiales y diferentes. ¿Y acaso no es eso lo que muchos de nosotros buscamos? ¿No queremos ser diferentes? Por eso debemos apreciar cada parte de nosotros, incluyendo esas pequeñas imperfecciones pues son las que nos hace NOSOTROS.

    Saludos, Alex 🙂

    1. CherryChris

      22 Noviembre, 2015 at 18:46

      gracias por tu comentario tan lindo!!! 🙂 y por seguirme durante tanto tiempo.

  5. Hector G,

    30 Noviembre, 2015 at 21:56

    Excelente post. La verdad concuerdo mucho con lo que escribes, a decir verdad yo no tengo nada que ver con los outfits y la moda y nada de eso (Soy ing. agronomo) pero amante de los viajes si soy, ya que la vida es un viaje aunque en ocasiones las distancias no sean tan lejanas. No puedo juzgar si es falsedad o realidad algunos perfiles en especial de chicas en el tema de la moda, pero lo que si veo es lo superficial de los contenidos y sobre todo de las respuestas.

    He leído un par de artículos tuyos por ocio y con todo respeto no se siente ese vacío en tus letras y forma de redacción. En fin solo quería dejar mi humilde opinión. Este blog junto con Sofia Lascurain y Luna Dominante me contagian alegría al leerlos. ¡FELICIDADES!

  6. Larutadelbrujo

    11 Diciembre, 2015 at 0:25

    Me la he pasado leyendo tu post desde hace días, viendo tus videos y llenandome de inspiración pero hay un punto dónde nada te inspira y tienes que salir de la rutina para poder hacerlo. Me encanta lo que haces todo es tan bello, ojalá puedas tomarte unos segundos y leer un post de mi blog sería increible https://larutadelbrujo.wordpress.com/ saludos desde Veracruz.

  7. Anna Chaaré

    31 Diciembre, 2015 at 8:55

    Chris, a penas estoy descubriendo tu blog y me ha encantado. Mi hermana menor fue la que me lo remendó y me da gusto que siga a personas como tú, porque como bien dices aquello que vemos todos los días es con lo que alimentamos nuestra alma. Gracias!

    Saludos!

Leave a Reply