La etiqueta de mi blusa

Le puse el título de “La etiqueta de mi blusa” a éste nuevo post, porque éstos últimos días me he puesto a “tripear” como aveces les digo (osea, eso de pensar y pensar y pensar) como cuando stalkeas a alguien en Facebook que terminas viendo la boda de la hija del primo del cuñado de la novia del niño que empezaste a stalkear, ah pues mas o menos eso es tripear para mi, ja…Que de una cosa terminas pensando cien cosas.

Resulta que me di cuenta lo fuerte que es tener una “etiqueta”, de la que sea.

Yo desde chiquita he tenido miles, que ni cuenta me había dado,  La chiqueada, La rebelde, La sentimental, La llorona, La fashion, y llega un momento en donde quizá ni siquiera eres tan eso que todos creen que eres, que hasta tu mismo ya te adjudicas la responsabilidad de serlo y de cumplirlo al pie de la letra,  y eso les pasa a mil personas con muchísimas etiquetas; La bonita, La del cuerpazo, La guapa, La inteligente, La trabajadora, La responsable, La mala, La burra, La aplicada, La buena niña, el cool, el fregón, el padrote….

Entonces llega un punto que quiseras quitarte la etiqueta y decirle al mundo “Hey, también soy de esta otra manera eh!” (sea la etiqueta positiva o negativa).

Pues si, esa es la horrible presión que aveces sentimos, no creo que yo sea la única, pero comenzamos a cumplir tanto con nuestras etiquetas que llega un punto que no podemos ser “SERES HUMANOS”….

En lo personal, les quiero decir que no siempre me visto padre, aveces (muchas) se me chispotea, que hasta yo me veo en el espejo y digo WTF, otros días que me preocupa verme con cara lavada, osea con cero maquillaje y me pregunten ¿Estás enferma? Y tener que decirles que si, porque ya de por si ya te dijeron ¡te ves fataaaal! con la simple pregunta, así que mejor decir que esa es tu cara de enferma.

Y bueno, para que les cuento si sé que cada una me va a entender, la mayoría nos empezamos a etiquetar desde muy pequeñas, solas o por razones externas, entonces, nunca es tarde para empezar a mostrarle al mundo que como somos una cosa somos la otra también, y que decir estupideces no te quitará ser la más inteligente de tu clase, y tener celulitis no te quita ser la de mejor cuerpo de tu bolita, el punto es ser seres humanos, REALES Y NO PERFECTO.

¿o que opinas? ¿te identificas? ¿cual es la etiqueta de tu blusa?

LOVE YOU A LOT.

¡¡¡Espero les gusten las fotos!!! Gracias Guiye por tu trabajo tan increíble y profesional.

xoxo.

 

Mi Outfit: Camisa: H&M/Sweater: oversized DEGREE/Leggins: Tienda afuera de WalMart de Plaza Patio/

Sombrero: DEGREE/Zapatos: Giuseppe Zanotti La Gran Via. 

FOTOGRAFÍA: Guiye Fernández.  PRODUCCIÓN: Denisse de León MAQUILLAJE: GAMALIES MATTA

 

0

4 Comments

  1. Fernanda M. Duran

    18 enero, 2013 at 13:28

    Las fotos me encantaron! Se ven súper profesionales y aparte te ves guapísima y radiante 😉
    De las etiquetas, creo que no hay persona en este mundo que no haya sido etiquetado por los demás.
    La cuestión es que hacemos cuando nos damos cuenta de que etiqueta es la que traemos colgando del cuello. Nos gusta o de plano la odiamos? Es ahí donde tenemos la posibilidad de cambiar para bien lo que somos demostrando nuestro verdadero yo!
    Y cuando encontramos nosotras mismas las etiquetas adecuadas para describirnos, la etiqueta que resulta es tan original y tan personal, que la gente que te conoce y aprecia se olvida de todas esas etiquetitas para verte como un package sin etiquetar pero único 😉

  2. Ada Sosa

    18 enero, 2013 at 13:28

    Chriss,
    Yo si te entiendo. Y creo que si, las etiquetas a veces son de mucha presion.
    La presion tuya de como eres Fashionista esperan verte al 100% DI A RI O! Super en tendencia, monisima, maquillada, cha la la.. “Bitch!, no por que este usando jeans, playera blanca y No-MakeUp quiere decir que cambió mi gusto por la moda”. (Yo lo digo por ti Cherry, ntp.)

    A mi siempre he han etiquetado tambien. Mi hermana a quien AMO es super linda, tierna, romantica, llorona, fragil.. asi que por ende yo soy muy rebelde, que si me comparan con ella, Yo si me la creí. Me creí que era la mas burra, rebelde, fria,dura y todo lo con lo que me etiquetaron.
    Sinceramente, Creo que yo soy más sensible…

    Que padre que escribas cosas que te pasan, por que a todos nos pasan tambien jaja. Nunca serás ni la primera ni la ultima.

    Muchas felicidades por las fotos estan taan profesionales, I love em! <3

    Besos,
    your fan: Ada Sosa

    P.s. Me voy a mi terapia! JAJAJAJAJAJAJAJA :p

  3. Cory Cañitas

    10 febrero, 2013 at 15:36

    Creo que lo mas difícil de las etiquetas, es que uno termina creyendoselas sin importar si es o no cierto, o si en algún momento te definieron.

  4. Madai

    25 febrero, 2013 at 22:42

    AME, con mayusculas (y si se pudiera en “negritas”) tus zapatos. <3

Leave a Reply