BARBIE WORLD

Ya había tenido ganas de escribir sobre éste tema, a lo mejor no estaba preparada, o quizá todavía me daba miedo enfrentar algo del cual yo también he sido parte, y quizá aún soy.
¿Qué es ésta obsesión por la imagen y la perfección? A mi punto de vista, me he dado cuenta la magnitud que tiene la vanidad y la belleza en nuestro mundo, en ésta burbuja en la que vivimos, que si no nos damos cuenta, seremos parte de esa estadística de baja autoestima, y en algunos casos hasta depresión.
Sin ser dramáticos, ¿De donde vendrá ese famoso dicho que “Las rubias son tontas” … Sólo por mencionar un adjetivo que englobe un estereotipo, porque ese aspecto simboliza de cierta manera la belleza, algunas veces lo artificial o lo superficial.
Por supuesto no generalizo, no soy fan de eso, así que como todo, es a manera de percepción y totalmente subjetivo. Y bueno, si eres güera, no es ofensa, yo me acabo de pintar la mitad del pelo güero, así que quizá soy medio tonta también.

Y que sucede cuando nos enfocamos en sólo un aspecto de nuestras vidas? Como los workaholic que descuidan otras partes importantes, como familia, amigos, aspecto personal, etc.. Sucede lo mismo. Cuando desarrollamos todo entorno a nuestra imagen física, olvidamos desarrollar lados tan importantes interiores, o desarrollar otras habilidades intelectuales, las cuales, con el tiempo también crea ciertas inseguridades, y algunas veces llega a un punto que te vuelves “víctima” de la perfección, arriesgando tantas cosas para llegar a “eso” que en realidad es IMPOSIBLE, somos capaces de sacrificar nuestra VIDA, haciéndonos cirugías estéticas, liposucciones, que le dan una demolida interna a nuestro cuerpo, en donde preferimos hacer “nula” nuestra expresión facial con tal de “borrar” algunos años.
Y sabes que sucede? Que lo que arreglamos así de “ fácil “ provoca que otra partecita cerca de ese “arreglo” resalte como de color fosforecente, porque será más “imperfecta” que antes… Y así continuamente, como un circulo vicioso…Una adicción.
¿Crees realmente que la satisfacción de lograr un abdomen plano con una lipo tenga el mismo mérito que una rutina de tenacidad, fuerza de voluntad, y disciplina? ¿Qué méritos en tu vida son los que realmente te sientes orgulloso/a de haber logrado?
Yo ya me lo pregunté. Ahora me gustaría que lo hicieras tu.

0

1 Comment

  1. cintya

    1 agosto, 2011 at 13:36

    Tienes razon; pero no nos engañemos, sni llegar a la obsesion a todo mundo nos gusta vernos bien, gustar, sentirnos bien etc… sin descuidar otras partes de nuestras vidas, si no es ahi donde se vuelve obsesivo y se puede llegar a confundir…. pero quien no se ha querido quitar ese pequeño ¨defecto¨que tanto molesta?? la cirugía es de gran ayuda si se hace en su justa medida,( y sabiendo sus limitaciones ) y si no el que esté libre de culpa que lance la primera piedra.

Leave a Reply