️Brasil, ta ra ra ra ra ra ra ráááá…

️ Ya les tenía que hacer un resumen de Brasil y todo lo que sucedió en este viaje. Porque luego les contaré de mi trabajo en Paraguay, el método TRACENDE y muchas personas me preguntan que qué estudié para hacer lo que hago ahora, así que se los platicaré todo.

️ Brasil tararararará, en realidad estoy muy muy feliz de haber conocido otro país en mi vida, y Brasil sí entraba en mi Bucket list.

Todavía me acuerdo hablando con Renata desde al año antepasado diciéndole que iría el siguiente año a visitarla, no pude; y este año me lo volví a proponer lo mismo, la verdad es que se me juntó con muchísima chamba, y gastos, entonces si me hubiera puesto a pensar en ‘el momento adecuado’ no lo hubiera hecho, porque en realidad no era el momento adecuado para viajar. Pero lo hice. También, todos sabemos que cuando queremos hacer algo buscamos la forma de hacerlo, cuando no queremos hacer algo, buscamos la forma de no hacerlo; ‘nos enfermamos’, nos quedamos sin dinero, provocamos peleas, no tenemos tiempo: somos unos súper actores, todo lo provocamos nosotros mismos. TODO.

Entonces provoqué mi viaje, la verdad sí me fui con dinero contadito, ‘gastar 50 dlls por día’ más o menos, y Renata es una Hitler con los gastos, así que le encomendé mi dinero, y le dije “porfa ayúdame a administrar mi viaje”, y no me dejaba comprar mensadas, jaja. La realidad es que siempre gasto un poco más de lo planeado (aunque voy mejorando en mi administración) porque me encanta comer en lugares ricos, en vez de comer una cochinada barata en la calle, y no hablo de restaurantes caros, hablo de en vez de gastarte 8-12 dlls en la comida, te gastas $25. No compré absolutamente nada, ni fui de shopping, aunque no lo crean, también hago muchos viajes así, donde {voy a viajar}. Y en serio ni una artesanía já. Bueno solo una ‘canga’ que son los pareos para asolearte.

Mi viaje estuvo mágico, ver a Renata, mi amiga brasileña que conocí en Londres hace 7 años porque trabajamos de meseras juntas, me remonta a toda una serie de momentos que he vivido en estos años y siempre digo que Londres fue uno de los parte-aguas más importantes de mi vida.

Y bueno, de entrada el portugués es hermoso, cada día me gustaba más y le entendía más; estuve 18 días en total. Al final ya hasta hablaba portuñol.

Conocí muchísimas playas, unas turísticas y otras nada turísticas, son muy lindas, la gente tiene obsesión por ir a la playa SIEMPRE, los cuerpos de las brasileñas en realidad sí son como dicen que son: todas tienen unas súper pompas de envidia, todas usan tanga, unas mas grandecitas que otras, también hay todo tipo de cuerpos, no crean que todas son como modelos, y todas tienen celulitis y estrías, TODAS.

El primer viaje conviví con 10 brasileñas y yo. Ahí me di cuenta la importancia de la comunicación, solo una hablaba inglés, que fue con la que más conviví y con mi amiga Renata, que con ella hablo 100% inglés.

Les cuento que mis viajes, no son solo viajes de turistear, subirte al metro e ir a restaurantes. Para mí, viajar es vivir algo nuevo, y la información anterior que les digo esa la encuentras en Google, historia, monumentos etc. Pero vivir la experiencia de un viaje para mí es llenarte de ‘cosas’, no solo buenas, también raras, y a veces no tan gratas.

En mis viajes me conozco más, conozco lo que me gusta, conozco si soy tolerante, adaptable, sociable y un montón de cosas más. Me reflejo en las situaciones y en las personas.

En un momento fuimos todas a la playa, y muchas de ellas con unos súper cuerpos, otras normales, y así como es; entonces, querían foto, les dije que se las tomaba, las de mejor cuerpo, diciendo que no les tomaría de cuerpo completo, y se tapaban una detrás de la otra; yo solo pensaba: “si yo tuviera ese cuerpo, yo saldría encuerada jaja”. Bueno, al final no importa lo que ves, cómo te ves, siempre en todas las facetas de todas las culturas, de todas las personas, lo más importante es cómo nos sentimos, lo demás en imaginación, mente o ego. Una vez más, comprobado.

Con esto no significa: “come cochinadas y ponte a ver tv en tu cama”. Naaaaa. Que nos quede bien claro ese punto, porque a veces nos encanta hacernos las confundidas que amor a ti mismo es: suelta el cuerpo e infla la panza.

Y así fue el tour de playas, que luego les tengo los nombres de cada una, reseña, hotelitos, costos aproximados para que se den una idea.

Después siguió Porto Alegre, que es una ciudad chica, de donde es mi amiga, ¡y de ahí volamos a Río de Janeiro! Hasta ese momento sentí que realmente estaba en Brasil ¡qué lindo es! Sí se siente el mood brasileño por todos lados, los hombres sin camisa con súper cuerpos caminando o corriendo haciendo ejercicio en las calles, las chavas con unos micro shorts cacheteros y sus havaianas, palmeras, tráfico, y vista al mar todo el tiempo. Acá ningún hotel ni torre de departamento está construido sobre la playa, la playa es libre y todos tienen acceso, detrás de la calle están todos los edificios. Me llamó mucho la atención eso. También venden agua de coco por todos lados y açaí en cada esquina, decorado el lugar con torres de frutas exóticas. (El açai fue otro de mis descubrimientos, es una fruta súper típica de allá, jamás la había probado, es deliciosa, si no sabes qué es y te lo sirven, a la vista, piensas que te vas a comer un vaso de nutella, pero no es chocolate, jiji imagínate y tiene muchísima proteína) Definitivo será parte de mi nuevo estilo de vida.

Rentamos un depa nada glamouroso, ¡Já! Con Renata y sus amigos, hablando que es época de Carnaval, la ciudad esta ‘full’ y todo ultra lleno, las rentas y los hoteles carísimos… Entonces llegamos al depa de 2 recamaras, ella y yo agandallamos el cuarto con aire acondicionado, las otras dos amigas en el otro cuarto y los dos hombres durmieron en la sala, fuimos muy felices.

¡Ah, para esto! Estábamos como a 36 grados. Si no vieron selfies en mis Instagram en esos días, ya saben porqué, ¡Já!

Siguió Caranaval, yo no sabía qué era exactamente o de qué se trataba, fue ‘Una experiencia’. Me encantó vivirla, en todos sentidos, aunque creo que hay momentos para todo, y ahora no era mi mood 100%, eso no significa que no lo disfruté, al contrario, de hecho pude disfrutar y observar todo, solo que con otros ojos.

¡Ya se alargó mucho mi post, en el siguiente post les cuento mi experiencia CARNAVAL! Gracias por vivir conmigo cada pedacito,

Love,
Ch.

0

6 Comments

  1. Nallely

    20 febrero, 2015 at 14:10

    Que padre viaje Cherry, cuantas experiencias aprendidas, en espera de tus proximos post de ´´Carnaval´´…. Pero me encantaria que hablaras de tips para viajar con bajos recursos, de como compras tus voletos y todo eso 🙂

  2. Jessica Damian

    20 febrero, 2015 at 21:54

    Me encanto el titulo “brasil, ta ra ta ra”

  3. Rubia a gotas

    21 febrero, 2015 at 4:26

    pamela perfecta para el sol! y te queda genial, las fotos son muy bonitas, y se ve una gran diferencia entre la playa y las que se ven con la vegetacion… parece una selva..

    saludos!!

    http://rubiaagotas.blogspot.com.es/

  4. paulina

    21 febrero, 2015 at 10:26

    Pues nada!!!!!!!!!! eres lo maximo, me TRANSPORTAS y ya estoy pensando en irme a vivir a Aguascalientes una temporada que aunque es un lugar pequeño queda lo suficiente lejos de mi zona de confort
    🙂 !!!!!!!!!!! espero verte en mi armario!!!!!!!!!!!!

  5. Ilse Castañeda

    22 febrero, 2015 at 12:07

    Wow! Esas sí que son anécdotas, Cherry. Espero con ansias el post sobre Paraguay y sobre el Carnaval.
    ¡Saludos!

    xoxo.

  6. Alexa

    24 febrero, 2015 at 13:30

    Wooow, que cool!! Todo se ve increíble! Disfruta mi Chris!! Te mando un beso!

    http://www.mexalex.com

Leave a Reply